Graduación de dificultad en boulder

Graduación de dificultad en boulder

En los últimos años el boulder se ha convertido en una actividad en auge en nuestras montañas. Esta modalidad de escalada que consiste en escalar bloques de roca o pequeñas paredes sin la necesidad de materiales de protección convencionales de escalada (cómo la cuerda, el arnés, elementos de fijación, etc.) y en la que prima la dificultad extrema durante trayectos muy cortos.

El boulder presenta "problemas" a resolver, y por este motivo se hace evidente conocer la graduación de dificultad para conocer si están o no a nuestro alcance.

En las diferentes modalidades de escalada, los escaladores gradúan las vías basándose en diferentes factores como dificultad técnica, exposición, peligro, dificultad para asegurarse, etc. Cada modalidad de escalada tiene su propia graduación de dificultad y en algunas modalidades incluso cada país o región desarrolla su propia graduación basándose en distintos factores. Por lo tanto no siempre se pueden comparar fácilmente las graduaciones.

El primer escalador en proponer un sistema de graduación para el boulder fue el estadounidense John Gill, quien se dedico casi exclusivamente a esta modalidad de escalada a mediados del pasado siglo. John Gill propuso un sistema de graduación de tres niveles:

B1(difícil, más duro que un 5.9)

B2 (muy difícil, superior a 5.10)

B3 (límite)

El grado B1 se aplicaba a los bloques cuyos movimientos tenían una dificultad similar a los de las vías más duras del momento. El grado B2 se aplicaba a bloques que solo habían recibido una repetición, mientras que el grado B3 suponía una dificultad extrema, un bloque encadenado una sola vez y que nadie hubiera podido repetir. En caso de repetición de un B3, automáticamente bajaba a grado B2.

El principal problema con el sistema propuesto por John Gill es que necesita una constante regraduación de los bloques cada vez que estos recibían una nueva ascensión, por lo que pronto aparecieron otros sistemas (en teoría) menos complicados.

Actualmente, en el caso del boulder, no hay un sistema estandarizado, y existen dos escalas distintas para valorar la dificultad, basadas en el nivel físico y técnico exigido, así como otros parámetros a la hora de realizar un bloque. A día de hoy, las dos graduaciones más utilizadas son la escala John Sherman's V o Hueco Tanks y la escala Fontainebleau. 

Escala John Sherman's V o Hueco Tanks

En los Estados unidos se utilizó el sistema de John Gill hasta comienzos de los años 90', cuando irrumpio la escala V. John Sherman (1959), conocido con el sobrenombre de "Verm", es considerado uno de los pioneros del boulder y uno de los escaladores más populares en la década de los 80' y 90' del siglo XX. Durante ese tiempo identificó 900 problemas para la edición de 1991 de la guía de escalada de Hueco Tanks, pero no los graduó. George Meyers, editor de la publicación se negó a publicar una guiía sin que los problemas estuvieran graduados, por lo que Sherman se dedico a adaptar y crear un sistema que permitiera graduar los boulders, y de ahí nació la escala V (tomando la primera letra de su apodo).

Algun@s quizás no le pongáis cara, pero seguro que muchos habréis visto alguna vez esa mítica foto de "Verm" colgado de una sola mano y bebiéndose una cerveza en la vía "Lord of the Rings" 5.13, en el Monte Arapiles (Australia).

     

Escala Fontainebleau

La escala Francesa originada en Fontainebleau suele tener tres tipos de graduaciones: por colores, por letras, inspirado en el modo de graduación de las vías alpinas clásicas, está basado en la dificultad del conjunto total (aproximación, ascenso y descenso), teniendo en consideración la longitud, altitud, dificultad técnica, exposición, compromiso (posibilidades de retroceder, posibilidades de escapatoria, etc.). Este sistema de graduación dispone de seis niveles diferentes de dificultad y utiliza las letras F, PD, AD, D, MD, ED en una escala de fácil a extremadamente difícil y en números arábigos, que es el formato más extendido internacionalmente, sobre todo en Europa para boulder.

La dificultad en este sistema va desde el 1 al 8C+ y es muy parecido al sistema tradicional francés, seguramente un poquito más duro. Para diferenciar la escala Fontainebleau con la escala Francesa, se suele colocar la letra de la escala Fontainebleau en mayúscula.

Comparativa escala John Sherman's V o Hueco Tanks y escala Fontainebleau

Posted on 23/11/2017 Home, Boulder 0 3267

Leave a CommentLeave a Reply

You must be logged in to post a comment.

Directorio

Latest Comments

No comments

Blog search

Comparar 0
Prev
Next